8 Cambios generados por la Crisis del Coronavirus

El cambio es lo único constante en la vida.
Heráclito

La sociedad ha vivido ya varios meses bajo la sombra del coronavirus. En todos los aspectos hemos visto cambios, desde la convivencia humana hasta los factores de producción, pasando por las necesidades de consumo. Estamos dentro de un gran experimento social, con la tecnología suficientemente como para recoger y analizar los millones de datos que, muchas veces, entregamos voluntariamente por internet.

Hay algunos factores que definen estos últimos meses, entre ellos nombramos el miedo, la incertidumbre y el shock. Nuestra historia no ha estado exenta de eventos traumáticos, como guerras, desastres naturales o enfermedades, con los que se han ido introduciendo cambios en la sociedad.

La sociedad ya ha cambiado en estos meses. Es por esto que, desde Steering Bird,  entregamos este listado de 8 cambios que ya se han generado con la crisis del coronavirus:

1. Trabajo a Distancia

Las personas rara vez tienen éxito a menos que se diviertan en lo que están haciendo.
Dale Carnegie

El trabajo a distancia llegó para quedarse. Existe desde hace tiempo, pero al ser una opción, prácticamente no está regulado. El principal riesgo del teletrabajo es que se pierden los límites entre vida laboral y personal. Los trabajadores deberán saber optimizar su jornada laboral y el espacio de trabajo y, por otra parte, los empleadores deberán encontrar herramientas de control sin caer en el espionaje o en la invasión de la privacidad. También se deberán revisar asuntos como la seguridad laboral.

Por otra parte, el trabajo a distancia también plantea cambios en la logística del trabajo. Las empresas con grandes oficinas quizá consideren mantener un espacio de trabajo reducido, sin puestos asignados, sino que rotatorios. También implica la digitalización total de archivos, para facilitar el acceso de los trabajadores a la información de la compañía. Esto es algo que las multinacionales llevan años realizando.

Puedes leer aquí el artículo que escribimos en conjunto con TuMejor-Tú sobre el trabajo a distancia.

2. Educación a Distancia

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo.
Nelson Mandela

Esto tampoco es un tema nuevo. Hay instituciones que imparten educación online desde hace años. En este contexto, citamos a Coursera y a edX, que, partiendo desde los MOOC (cursos gratuitos online), actualmente poseen una oferta educativa que va hasta postgrados ¿Por qué consideramos que es importante? Porque la educación ha sido gravemente afectada. En abril de 2020, aproximadamente 200 países habían cerrado todos sus centros de educación, impulsando con fuerza la educación a distancia. Actualmente, algunos países, como Alemania o China, han anunciado la reapertura de centros educativos, con ciertas restricciones de distancia social. Incluso, universidades como Princeton y Yale han anunciado que la mayoría de sus clases para el otoño 2020 se realizarán en modalidad online. Por otra parte, Harvard ha anunciado que el 100% de sus clases serán online para otoño de 2020.

3. E-Commerce

El comercio vincula a toda la humanidad en una hermandad común de dependencia e intereses mutuos.
James A. Garfield

Los hábitos en este sentido también han cambiado. La venta online con entrega a domicilio (Delivery) ha crecido y se seguirá expandiendo. Esto también ha hecho aumentar el volumen de negocio de empresas de repartos, en este punto hay aún asuntos por definir, en especial respecto a las condiciones laborales de sus trabajadores.

El auge del e-commerce también tiene sus efectos en el comercio convencional. Muchas tiendas han debido cerrar y otras han debido abrir rápidamente canales para venta en línea. Hay tiendas que desaparecerán, otras volverán sólo como showrooms y algunas sólo habilitarán puntos de entrega o devolución de compras. El aumento del volumen de e-commerce plantea un cambio a nivel logístico: se necesitan menos tiendas físicas y más almacenes para poder operar. Un caso es el de Inditex, la matriz de la marca Zara, que ha anunciado el cierre de 1,200 tiendas en el mundo y la inversión de 1,000 millones de euros en el negocio online.

4. Economía sin Contacto

Una economía creativa es el combustible de la magnificencia.
Ralph Waldo Emerson

La economía es interacción humana. La distancia social y el miedo han cambiado estas interacciones volviéndolas más impersonales, principalmente en las actividades con contacto al público (comercio, banca, restauración, hostelería, etc). Esta interacción será más distante. Incluso, en muchos sitios se recomienda no utilizar dinero físico, privilegiando el uso de tarjetas o de aplicaciones móviles para realizar pagos. Veremos cómo la sociedad se adaptará a esto, aunque pensamos que el dinero físico se seguirá utilizando.

5. Mayor concentración del mercado

Las fuerzas del mercado y el capitalismo por sí mismos no son suficientes para garantizar el bien común y limitar la concentración de la riqueza en niveles compatibles con los ideales democráticos.
Thomas Picketty

Si hay algún favorecido en la economía, podríamos indicar a las grandes marcas, que han aumentado su participación de mercado, especialmente las que ya tenían una estructura para vender online, como Amazon. Sin embargo, el pequeño comercio es el gran perdedor. La desaparición de tiendas pequeñas por falta de clientes, ventas y liquidez es una pérdida irreparable. La concentración del mercado no es buena para el cliente, la historia nos ha enseñado que sólo hay un paso desde oligopolio al cártel y en los peores casos, a la aparición de colusiones de precios.

6. Mayor dependencia tecnológica

Los hombres se han convertido en las herramientas de sus herramientas.
Henry David Thoreau

Nuestra sociedad cada vez es más dependiente de la tecnología. A lo largo de nuestra historia hemos ido incorporando cada vez más objetos a nuestra vida diaria. Podríamos hablar de la rueda o la electricidad, pero nos centraremos en el auge de la internet y de la telefonía móvil, que, desde la segunda mitad de los 90, ha llevado un ritmo trepidante. Hoy gastamos, en promedio, 4 hrs al día frente a la pantalla negra del smarthpone.

Con los cambios en el trabajo, educación y nuestra forma de comprar, dependeremos cada vez más de nuestros teléfonos y de las aplicaciones que vayan apareciendo, en función de controlar y monitorear el contacto humano (por ejemplo, Apps de rastreo Covid-19, para evitar aglomeraciones de gente, etc). Esta mayor dependencia implicará aumentar la infraestructura de comunicaciones y mejorar la seguridad en internet, para proteger nuestros datos personales. Está claro que usaremos más tecnología, pero no debemos volvernos dependientes. La tecnología debería empoderarnos.

7. Cambios en el Turismo

El viajero ve lo que ve. El turista ve lo que ha venido a ver.
C.K. Chesterton

Para entender el impacto del sector turismo en la economía y en la sociedad, se debe observar como una actividad transversal y no como un sector individual. El turismo es el motor que mueve gran parte de la economía, pues el turista demanda restauración, hostelería, transporte, actividades de ocio, etc. Muchos países han enfocado el desarrollo de poblaciones en el sector turismo, generando un abanico de oferta para atender a todos estos clientes dispuestos a gastar dinero. Por ejemplo, en España el turismo representa el 12% del PIB, mientras que en China es aproximadamente el 11%.

El gran impulsor del turismo ha sido el sector transporte, principalmente aéreo, que ha sido el más afectado por la crisis del coronavirus. Aún no sabemos cómo se restructurará la industria aérea, pero entendemos que habrá cambios, tanto en la cantidad de vuelos, en el embarque como en el número de pasajeros, lo que afectará a los precios.

Con las restricciones de movimientos, restricciones de aforo, restructuración de la oferta debido a la quiebra de restaurantes, hoteles y otros, la industria del turismo se verá gravemente afectada. No será extraño que los precios suban y el turismo vuelva a ser una actividad restringida, quizá estamos diciendo adiós al turismo de masas.

8. Crisis de confianza

El que no confía lo suficiente, no será confiable
Lao Tzu

La crisis del coronavirus es un grave problema sanitario, que tiene profundos efectos en la economía, principalmente en las pequeñas unidades, que son las más vulnerables y las más afectadas. Sin embargo, sobre todo es una crisis social. En este sentido, es la sociedad completa que se ha visto amenazada en lo más básico, las relaciones humanas. Las medidas sanitarias recomendadas y adoptadas para frenar el avance del virus, como el confinamiento de la población, la reducción de movimientos, el uso de mascarillas, por nombrar algunos, más el miedo de la población a enfermar, han generado una grave crisis de confianza.

Tal como lo mencionó Yuval Noah Harari en su artículo publicado por Financial Times en marzo de 2020 “La gente necesita confiar en la ciencia, confiar en las autoridades públicas y confiar en los medios. En los últimos años, los políticos irresponsables han socavado deliberadamente la confianza en la ciencia, en las autoridades públicas y en los medios de comunicación. Ahora, estos mismos políticos irresponsables podrían verse tentados a tomar el camino al autoritarismo, argumentando que simplemente no se puede confiar en que el público haga lo correcto”, luego, agrega “normalmente, la confianza que se ha erosionado durante años no se puede reconstruir de la noche a la mañana. Pero estos no son tiempos normales. En un momento de crisis, las mentes también pueden cambiar rápidamente. Puedes tener discusiones amargas con sus hermanos durante años, pero cuando ocurre alguna emergencia, de repente descubre un depósito oculto de confianza y amistad, y se apresura a ayudarse mutuamente” Esperamos que la crisis de confianza sea superada muy pronto.

Síntesis

Si no te gusta algo, cámbialo. Si no puedes cambiarlo, cambia tu actitud.
Maya Angelou

La sociedad está constantemente cambiando. Algunos cambios serán positivos y otros negativos. Las interacciones a distancia, principalmente vía internet, serán más comunes y probablemente se terminen normalizando. Con esto no nos referimos al concepto contradictorio de “nueva normalidad” (si es nuevo no es normal y viceversa), sino que a que la sociedad se terminará acostumbrando a muchas cosas que hoy no parecen tan comunes, aunque ya llevan tiempo entre nosotros, como el trabajo a distancia, la educación a distancia, las compras por internet, el delivery, o la dependencia creciente al teléfono móvil. El desafío es que todos estos cambios puedan empoderar a la ciudadanía y no volverla más dependiente.

¿Crees que hay algún otro cambio? Déjanos tus comentarios.

Para finalizar, te invitamos a conocer nuestros servicios y a leer nuestros artículos. Ante cualquier pregunta, contáctanos.

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

Steering Bird - Petroleosteering-bird-inflacion-inflation