Claves para entender el ahorro

Muchas personas no se preocupan por su dinero hasta que casi se les acaba, y otras hacen lo mismo con su tiempo.
Johann Wolfgang von Goethe

¿Ahorrar o no ahorrar? Esa es la cuestión. Seguramente, más de alguna vez has hablado de ahorro ¿Pero sabes realmente qué es? Toda vez que recibimos ingresos, tomamos decisiones sobre ellos: la mayor parte del dinero la asignamos al consumo y pago de deudas, o consumo diferido, y una pequeña parte la guardamos o la invertimos para usarlo en el futuro.

En esta ocasión, desde Steering Bird, asesores online en administración y dirección de empresas, te hablaremos del ahorro y algunos factores que lo determinan.

Para entrar en materia

Ahorra tu dinero. En tu vejez, vas a necesitar el doble de dinero de lo que crees.
Michael Caine

Según lo indica Investopedia, ahorro es “el dinero que le queda a una persona cuando restan sus gastos de consumo de sus ingresos disponibles durante un período de tiempo determinado. Los ahorros se pueden utilizar para aumentar los ingresos mediante la inversión”.

Esta definición corresponde a la teoría keynesiana de consumo. Ahora bien, según la escuela neoclásica, el ahorro depende de la tasa de interés, que consigue equilibrar el ahorro y la inversión, ya que postulan que el dinero es sólo un medio de cambio. Otras teorías postulan factores diferentes, pero, por simplicidad, nos quedaremos con la concepción realizada por John Maynard Keynes.

Es decir, ahorro es el saldo que no nos gastamos de nuestros ingresos periódicos, como los ingresos mensuales. Lo anterior funciona muy simple. El ahorro es inversamente proporcional al consumo: a mayor consumo, menor ahorro, puesto que los ingresos son limitados.

Existe otra relación inversamente proporcional, que tomamos de la teoría neoclásica, entre ahorro e inversión, y está asociada a la tasa de interés, que incentiva o desincentiva el ahorro respecto a la inversión. A propósito de inversión, te invitamos a leer nuestro artículo 10 consejos para invertir.

Para efectos prácticos, la mayoría de la población recibe sus ingresos, genera sus gastos de consumo y, si queda algo, lo destina a ahorro.

Algunos factores que determinan el ahorro

El dinero a veces cuesta demasiado.
Ralph Waldo Emerson

Más allá que definamos el ahorro como el saldo de los ingresos después de los gastos de consumo, existen algunos factores críticos que incentivan o desincentivan el ahorro. Acá nombramos 5 de ellos:

  1. Tu nivel actual de renta: En teoría, mientras más alta sea tu renta actual, más ahorrarás, ya que tus necesidades de consumo quedarán cubiertas con bastante holgura. En la práctica, hay varios factores que te condicionan a lo contrario. De este modo, mientras mayor es tu renta, más elevas tu consumo, por lo que finalmente no aumentas mucho tus niveles de ahorro. Aun así, mientras más alto es el nivel de renta actual, más probabilidades hay de que ahorres.
  2. La magnitud de tus ingresos futuros: Si esperas que los ingresos futuros sean mayores que los actuales, difícilmente ahorres, pues esperarás ahorrar más adelante. Por el contrario, si esperas que los ingresos futuros sean menores, tendrás más tendencia a ahorrar ahora. Si los ingresos son inciertos, también tienes mayor estímulo a ahorrar.
  3. Tus proyecciones o forecast: Si tu forecast es muy optimista, por lo general te confiarás y no dejarás espacio al ahorro en la planificación futura. Si es muy pesimista, quizá sólo pienses en cubrir los gastos y no consideres ahorrar. Todo dependerá de cómo valores las expectativas futuras.
  4. Tus expectativas sobre los precios futuros: En teoría, y sobre la base de la racionalidad, si esperas que los precios futuros sean más altos, tendrás mayor tendencia al ahorro. Si esperas que sean menores, tendrás menor tendencia a ahorrar. Respecto a esto, te invitamos a leer nuestros artículos sobre el Mercado de Futuros.
  5. La ilusión monetaria: Ya te hemos hablado de la Ilusión Monetaria en el artículo Inflación vs Mercado de valores (parte 2). Este fenómeno hace que los agentes del mercado, al actuar en términos monetarios nominales y no reales, tomen decisiones incorrectas sobre consumo, inversión y ahorro. Así, mientras mayor sea la inflación, más distorsión habrá en estas decisiones.

La trampa del ahorro negativo

Nunca gastes tu dinero antes de haberlo ganado.
Thomas Jefferson

Como te hemos mencionado, el ahorro es lo que queda después de tus gastos de consumo. En términos económicos se denomina ahorro positivo… entonces ¿Existe un ahorro negativo? Lamentablemente, sí. También se conoce como desahorro.

El ahorro negativo no consiste en gastar los ahorros existentes, que para eso lo estás guardando, sino que es un concepto un poco más perverso. Tal como lo define Investopedia: “Desahorrar es gastar dinero más allá de los ingresos disponibles. Esto se puede lograr accediendo a una cuenta de ahorros, tomando adelantos en efectivo en una tarjeta de crédito o pidiendo prestado contra ingresos futuros a través de un préstamo de día de pago”.

Es decir, cada vez que usas tu tarjeta de crédito o pides un crédito a tu banco, estás generando ahorro negativo o desahorro. Ya te decíamos antes que el pago de deudas es consumo diferido, pero en estricto rigor, es pagar tu ahorro negativo anterior.

Así, el desahorro es una trampa de la cual es difícil salir. Por ejemplo, si en el periodo N desahorras EUR 10 y al llegar al periodo N+1 no cambias tu nivel de consumo, tendrás un ahorro negativo de EUR 20 (el pago del ahorro negativo del periodo N y el del periodo N+1). Esto seguirá creciendo como una bola de nieve.

En términos prácticos, el ahorro negativo es llevar un nivel de consumo por encima de las posibilidades, lo que lleva al endeudamiento crónico o al empobrecimiento.

¿Por qué no ahorras lo suficiente?

No ahorres lo que queda después de gastar, sino que gasta lo que queda después de ahorrar.
Warren Buffett

Hasta ahora te hemos hablado del ahorro, definiéndolo como el saldo de tus ingresos luego de tus gastos de consumo. También te hemos indicado algunos factores que determinan tu disposición a ahorrar, que en economía se llama “propensión marginal a ahorrar”. Entre estos factores se cuentan el nivel de renta actual y las expectativas que tengas de tu futuro. Este último punto es muy importante, pues es el factor de incertidumbre que afecta tus decisiones actuales. También te hablamos del desahorro o ahorro negativo.

En artículos anteriores hemos hablado de anclajes psicológicos, del efecto de la suerte, de la falacia de la planificación y de cómo hacemos nuestros presupuestos y forecast. Por lo general, un exceso de optimismo futuro afecta nuestras decisiones actuales, como el consumo, el ahorro y la inversión. En ocasiones hay factores imprevistos que afectan nuestra situación, como la crisis del coronavirus. El nivel de renta y la influencia de estos factores, entre otros, te llevarán a responder: ¿Por qué no ahorras? ¿Por qué no ahorras lo suficiente?

El ahorro te permite enfrentar situaciones que no has previsto. Esto es, los fallos en tus expectativas, presupuestos y proyecciones (o forecast). El ahorro constituye la base de decisiones importantes para el futuro: inversiones fuertes, viajes, estudios, apoyo a planes de pensiones, etc.

No menor es el papel de los medios de comunicación ¿Cuándo fue la última vez que viste una publicidad sobre el ahorro? ¿Cuándo fue la última vez que en una película o serie de televisión escuchaste la palabra ahorro? Mientras piensas, te diremos que tanto el consumo como el desahorro aparecen a cada momento. Recuerda lo fácil que es tomar decisiones guiadas por anclajes psicológicos.

Intenta ahorrar, es importante. Pero más importante es que no seas víctima del desahorro.

Ahora bien ¿y si cambias el paradigma? Deja de considerar el ahorro como el saldo de tus ingresos después de tus gastos de consumo. Comienza a considerar el consumo como el saldo de tus ingresos después de apartar una cantidad para ahorrar. Haz del ahorro una prioridad. Inténtalo y verás como empieza a cambiar todo.

Somos Steering Bird, asesores online en administración y dirección de empresas. Nos especializamos en análisis de negocios, análisis y control de proyectos de inversión, análisis de resultados, procesos de budget (presupuestos) y forecast, etc.

Ponte en contacto con nosotros si necesitas ayuda. Te invitamos a conocer nuestros servicios y a leer nuestros artículos.

Ir al artículo:

12 consejos para ahorrar

Showing 3 comments
pingbacks / trackbacks
  • […] que al ahorro y a la inversión. El consumo es simplemente gastar tu dinero en bienes y servicios. El ahorro es guardarlo para uso futuro. Pero… ¿Qué es la […]

  • […] te hemos hablado del ahorro. Esta vez, ddesde Steering Bird, asesores online en administración y dirección de empresas, te […]

  • […] austriaca. En general, al estudiar los ciclos económicos, se pone foco en el dinero, el crédito, el ahorro y la inversión. Las teorías coinciden en identificar algunas fases dentro del ciclo […]

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

steering-bird-forecast-2steering-bird-ahorrar-saving