Crisis del Coronavirus: Una Mirada Crítica

No hay que temer nada en la vida, solo hay que entenderla. Ahora es el momento de entender más, para que podamos temer menos.
Marie Skłodowska-Curie

Luego de analizar los antecedentes que hemos expuesto en artículos anteriores junto con nueva información, presentamos una mirada crítica al inicio de la crisis actual, que llamaremos Crisis del Coronavirus.

Comencemos mencionando lo que indica Yuval Noah Harari en un artículo publicado por Financial Times el 20 de marzo de 2020: “La humanidad ahora se enfrenta a una crisis global. Quizás la mayor crisis de nuestra generación. Las decisiones que las personas y los gobiernos tomen en las próximas semanas probablemente darán forma al mundo en los próximos años. Darán forma no solo a nuestros sistemas de salud, sino también a nuestra economía, política y cultura“.

Reacción Tardía

Nunca se sabe lo pronto que será demasiado tarde.
Ralph Waldo Emerson

Debemos mencionar reacción tardía de los organismos y países responsables. Mientras en noviembre y diciembre de 2019 llegaban noticias del brote de un nuevo y agresivo virus del tipo SARS (Coronavirus), en el resto del mundo se continuaba mirando la situación desde la distancia.

Por otra parte, en un comunicado emitido el 24 de marzo de 2020, Reporteros sin Fronteras sostiene que “sin el control y la censura impuesta por las autoridades de China, los medios chinos habrían informado a la ciudadanía mucho antes de la gravedad de epidemia de coronavirus, salvando así miles de vidas y evitando, quizás, la actual pandemia“. Ergo, se había alertado al resto del mundo bastante antes de lo que se hizo.

A lo anterior agregamos que el 18 de octubre de 2019, semanas antes de la aparición del COVID-19, se desarrolló el denominado Evento 201, dirigido por The Johns Hopkins Center for Health Security junto con el World Economic Forum y The Bill and Melinda Gates Foundation. El Evento 201 fue un ejercicio de simulación de una pandemia del tipo coronavirus que planteaba escenarios de problemas en las cadenas de suministro y cancelación de operaciones y viajes. Este tipo de simulaciones son ejercicios normales para The Johns Hopkins Center for Health Security.

Asociado con lo anterior, no podemos dejar de citar las palabras de Bill Gates en 2015 en el marco de una charla TED sobre epidemias: “Puede que exista un virus en el que las personas se sientan lo suficientemente bien mientras están infectadas como para subirse a un avión o ir a un mercado. La fuente del virus podría ser una epidemia natural como el Ébola, o podría ser el bioterrorismo. Entonces,  literalmente hay cosas que podrían empeorar mil veces”.

Por lo tanto, existiendo información que no se difundió a tiempo y simulaciones recurrentes al más alto nivel, las medidas concretar hayan tardado tanto en aplicarse, tanto por los países como por los organismos globales responsables. Así se habría evitado oportunamente la expansión del coronavirus.

Miedo

El miedo no es más que un estado mental.
Napoleon Hill

Nos causa extrañeza la reacción de los medios de comunicación frente a la calificación del Coronavirus como pandemia por parte de la OMS. Ya que, por ejemplo, el brote de H1N1 (originado el 2009 en China) también fue calificado como una pandemia sin tener tanta difusión mediática.

Junto con esto también hay que considerar la el rol que juegan las de redes sociales, con bastante más presencia en 2020 que en 2009. Además, la circulación de fake news, mentiras, bulos, etc sólo infunden miedo en las personas. No olvidemos que a través de los medios de comunicación y redes se ha hablado durante años de la llegada de una “gran pandemia”.

El punto es que ahora se observa de forma evidente el miedo, el pánico y la histeria en la población.

Shock

Las injurias deben hacerse de una vez, de modo que, al tener menos tiempo para saborearlas, ofendan menos.
Niccolò Machiavelli

Observamos que varios organismos coinciden en que estamos ante un shock. Andrea Enria, presidente del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo El coronavirus está demostrando ser un shock significativo para nuestras economías. El FMI señala a través de su Directora Gerente, Kristalina Georgieva que “sabemos que se trata de un shock un tanto inusitado porque afecta a elementos significativos tanto de la oferta como de la demanda. Incluso, el Banco Mundial es su informe es claro al decir que En las próximas semanas, todos los países deberán tomar medidas de políticas concretas para proteger a sus poblaciones y reducir los daños a sus economías.

Un estado de shock mezclado con una actuación rápida no da espacio a cuestionar ni analizar los alcances posteriores de las medidas tomadas.

Dentro de los anuncios hay algunas medidas que deben analizarse con detención, como, por ejemplo:

  • Asegurar la liquidez del USD por sobre otras divisas.
  • Permitir que los bancos en Europa operen por debajo de los requisitos legales.
  • Aumentar la deuda global, tanto pública como privada y tanto interna como externa (Lee nuestro artículo sobre la concentración de deuda en BBB, al límite de los bonos basura)

Yuval Noah Harari señala en Financial Times que “muchas medidas de emergencia a corto plazo se convertirán en un elemento vital. Esa es la naturaleza de las emergencias”. También nos indica que en estos casos “Se ponen en servicio tecnologías inmaduras e incluso peligrosas, porque los riesgos de no hacer nada son mayores. Países enteros sirven como conejillos de indias en experimentos sociales a gran escala“.

Una Mirada Crítica

Finalmente, en conclusión, permítanme decir solo esto.
Peter Seller

La inyección de mayor liquidez y la promoción de mayor deuda en el mercado aliviará la crisis coronavirus en el corto plazo, pero puede tener efectos negativos si no es bien dirigida y controlada. Podría incluso no a ayudar a quienes realmente debería.

El concepto de ajustes luego de un shock, sea económico o social, no es algo extraño en la historia moderna. Se han presentado tanto luego eventos provocados (dictaduras de Sudamérica, década de 1970) como de desastres naturales (tsunami Sri Lanka, 2004). Al respecto, Naomi Klein señala que “durante los tiempos de cambios tipo cataclismo, lo que antes era impensable, repentinamente se vuelve realidad

Más allá de todo, sanitaria, social y económicamente hablando, esperamos no enfrentarnos a una crisis demasiado profunda. Aunque al parecer, nos dirigimos a una depresión que será bastante intensa. Las medidas de algunos países para resguardar a la población van en la medida correcta, pero parecerán insuficientes si este estado de incertidumbre se extiende.

La paralización de la producción, la interrupción de los suministros, los impagos de deudas, el aumento del desempleo y la quiebra de algunas empresas podrían empeorar el escenario de recuperación económica. Sin embargo, lo que más nos preocupa es la crisis social: la salud, el miedo y la confianza entre las personas se verá dañada y la historia nos dice que es lo más difícil de recuperar.

Esta crisis del coronavirus recién está comenzando y esperamos que el mundo sea capaz de superarla pronto. Para ello, se deben olvidar los egoísmos pues es un problema global. También se necesita que los liderazgos estén a la altura del conflicto, pues la salida estará a través de la colaboración entre todos los participantes de la sociedad.

Showing 7 comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

Steering Bird - Coronarivus Economía 3Steering Bird - Liderazgo Crisis