Habilidad vs. Suerte
(Parte 2)

La frase “es mejor tener suerte que ser bueno” debe ser una de las homilías más ridículas jamás pronunciadas. En casi cualquier esfuerzo competitivo, debes ser condenadamente bueno antes de que la suerte pueda ser de alguna utilidad para ti.
Garry Kasparov

En Steering Bird continuamos con el artículo sobre Habilidad y Suerte. En la primera parte abordamos definiciones básicas, sesgo de atribución egoísta, falacia narrativa, el continuo habilidad-suerte y la reversión a la media.

También mencionamos que el mix entre habilidad y suerte se presenta en muchos aspectos como: administración, inversiones o deportes. En algunos casos no es simple diferenciar la suerte de la habilidad. Comenzaremos con el deporte.

Habilidad y Suerte en el Deporte

Pertenecemos a una sociedad, en la que se bendice todo lo que sea triunfo, y todo lo que que no sea triunfo no se perdona.
Marcelo Bielsa

En el ámbito de los deportes es donde encontramos los casos que más nos ayudan a entender el papel de la habilidad y de la suerte. Previamente, mencionamos el continuo habilidad-suerte. Volvamos a él. En el extremo de la habilidad está el ajedrez y las carreras de corredores, como la maratón. En el extremo de la suerte están los juegos de azar, como la ruleta o la lotería.

El resto de las actividades se encuentran en algún lugar entre estos dos extremos. Para poder ubicarlas y compararlas, es importante analizar las variables que conforman los resultados. También es útil plantear la pregunta ¿se puede perder a propósito? Si es difícil, estás del lado de la suerte. Si es fácil, estás en el lado de la habilidad. Suena lógico ¿cierto?

La paridad competitiva aumenta el papel de la suerte. A medida que convergen los niveles de habilidad de los participantes, la desviación estándar de la habilidad disminuye y la suerte se vuelve más importante.

Algunos deportes que se encuentran en el lado de la habilidad son el tenis, el golf, el básquetbol y el fútbol. Por otra parte, algunos deportes que se encuentran más en el lado de la suerte son el hockey, el béisbol y el fútbol americano. Veamos algunos deportes, tanto individuales como colectivos.

Golf

Un tiro que cae adentro del hoyo es pura suerte, pero un tiro que cae dentro de dos pies de la bandera es habilidad.
Ben Hogan

El golf es un deporte de precisión. Para poder introducir la pelota en cada agujero, a través de un terreno de 18 hoyos, se necesita entrenar mucho, con tal de dominar el swing, el conocimiento de cada palo y las capacidades de cada jugador, además de la capacidad de identificar variables como el viento y el terreno de juego y cómo influirán en el juego. Es mucho de estrategia y muy poco de fuerza. En un partido de golf, puedes tener un golpe con mucha suerte y luego terminar por sobre el par. En el tour de la PGA podemos ver jugadores muy talentosos, con mucha habilidad.

Tenis

Considero que la suerte recae no solo en los valientes, sino también en aquellos que creen serlo.
Novak Djokovic

El tenis es un deporte donde la habilidad se observa en cada movimiento. Para dominar los aspectos del juego se necesita entrenar cada golpe, en cuanto a fuerza, precisión y efectos, además de establecer un buen mindset. Las variables que afectan el resultado son múltiples, pero podemos mencionar: puntos ganados con el primer servicio, golpes ganadores vs errores no forzados y puntos de break convertidos, entre otros. Es posible observar un punto ganado por suerte en un partido profesional, pero por lo general, los partidos se ganan gracias a la habilidad. El resultado de un torneo o una temporada regular se dará debido al proceso de entrenamiento, tanto físico como mental del jugador y no de la suerte que haya tenido. Podemos encontrar jugadores con mucha habilidad en la ATP y WTA, algunos han dominado épocas y otros han mostrado una chispa sólo temporal.

Básquetbol

El éxito es el resultado de la práctica constante de ganar habilidades y acciones. No hay nada milagroso en el proceso. No hay suerte involucrada.
Bill Russell

El básquetbol es un deporte donde quien más puntos anota es quien domina el juego, para ello, debe dominar las posesiones. Los equipos de la NBA tienen una gran cantidad de posesiones, por lo que el juego se ve más afectado por la habilidad. La presencia de jugadores con mucha habilidad es determinante para dominar todas las variables del juego: pases, rebotes y anotaciones. Cuando convergen muchos jugadores hábiles en un equipo, se observan periodos donde hay un equipo dominante o rivalidades importantes.

Siguiendo esta lógica, se explicaría que buenos equipos hayan triunfado en más de alguna temporada, como Boston Celtics (1957-1969: 11 títulos), Chicago Bulls (1991-1998: 6 títulos) o LA Lakers (1980-1989: 5 títulos). Caso extremo de habilidad sería el Dream Team de EEUU en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.

Fútbol

Teníamos un gran equipo sobre el papel. Lamentablemente, el juego se jugó sobre la hierba.
Brian Clough

Dejamos el fútbol para el final. Como deporte de equipo, requiere de mucha habilidad y entrenamiento, sin embargo, es fácil caer en la falacia narrativa y buscar la causa-efecto en base al resultado. De la Argentina campeón del mundo en México 1986 se recuerda la magia de Maradona, pero se olvida del proceso y del resto del equipo que ganó la copa.

El fútbol ha pasado por etapas bastante reconocibles. Al inicio se jugaba con 5 o más delanteros, y se dependía más de la suerte que de la habilidad. Hoy, se juega con pocos delanteros y más defensores, dependiendo más de la habilidad. Durante los últimos años, se observa que los resultados dependen de la posesión del balón, que permite crear oportunidades para rematar a puerta y marcar un gol. España campeón en Sudáfrica 2010 es un claro ejemplo de cómo contar con jugadores hábiles, que dominaban muchos de los aspectos del juego, entregó mayor posesión y mayores oportunidades de ganar.

Paradoja de la Habilidad

El quinto set no se trata de tenis. Se trata de nervios.
Boris Becker

Hemos hablado de algunos deportes, dando a entender que el entrenamiento y la práctica son fundamentales para el desarrollo de la habilidad. Con esto queremos resaltar la importancia del proceso que hay detrás.

Sin embargo, en la práctica vemos muchos casos en donde el resultado final depende de la suerte. Hay partidos de tenis donde la habilidad de los rivales es muy similar y el resultado pasa por algún punto ganado en tie-break. En partidos de fútbol muy cerrados, a veces el triunfo también es debido a un golpe de suerte. Hay competencias como la natación o algunas carreras de velocidad, en donde el final es muy ajustado ¿Por qué podría suceder esto?

Mauboussin agrega que “la contribución de la suerte ha aumentado constantemente con el tiempo en la mayoría de los deportes, lo que significa que todos los jugadores están convergiendo en un nivel igual de habilidad”.

La convergencia de habilidades puede ser el resultado de la mejora de los jugadores más débiles, la mayor disponibilidad de información, o de los atletas que se acercan a los límites biomecánicos, disminuyendo la tasa de mejora.

Esto lleva a algo que Mauboussin denomina la Paradoja de la Habilidad: cuando tienes la mejor competencia, las diferencias en sus niveles de habilidad pueden ser cercanas, entonces el ganador estará determinado por la suerte.

Según nosotros, la Paradoja de la Habilidad aumenta el riesgo de caer en la Falacia Narrativa.

Suena lógico en los deportes… sin embargo ¿podría ser tan lógico en el mundo de las inversiones y los negocios? Lo veremos en el siguiente artículo.

Showing 2 comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

steering-bird-habilidad-suerte-skill-luck-1steering-bird-habilidad-suerte-skill-luck-3