Habilidad vs. Suerte
(Parte 3)

La estafa favorita de Wall Street es fingir que la suerte es habilidad.
Ronald Ross

Durante años se ha subestimado el rol de la suerte en la administración. La sociedad, en general, valora términos como trabajo duro, meritocracia y similares, descartando la aleatoriedad prácticamente en cualquier modelo. Hasta el nepotismo es más aceptado que la suerte. La suerte se trata como una excusa. En Steering Bird queremos revisar los alcances de la Habilidad vs. Suerte.

En la primera parte hemos revisado generalidades, en la segunda parte hemos observado la habilidad y suerte en los deportes. Ahora toca el turno a las inversiones y los negocios.

Es relativamente fácil entender y hasta aceptar el papel de la suerte si se plantea en los deportes. Sin embargo, cuando hablamos de inversiones y negocios, tendemos a ignorar aún más los efectos de la suerte.

Inversiones

Incluso el inversor inteligente necesitará una fuerza de voluntad considerable para evitar seguir a la multitud.
Benjamin Graham

Recordemos el concepto de Reversión a la Media. Este es bastante frecuente observarlo en las bolsas. Cuando ocurre un hecho excepcional, lo más normal es que éste no vuelva a suceder y los valores regresen a sus niveles de precios esperados, es decir, regresen a la media. Con todo, estas variaciones son propias de un mercado de oferta y demanda. En el mercado de valores, hay instrumentos que se comportan de forma inusual cuando hay rumores que nacen en el mismo mercado (fusión, inversión, daños, etc). En muchas ocasiones, los resultados se ven más afectados por estos rumores, más cercanos a la suerte que al desempeño real de los negocios.

¿Cuántas veces han visto que se recomienda invertir en un mercado porque lleva algún tiempo al alza? Esto es algo común en las burbujas, como las inmobiliarias. O peor aún, ya hemos hablado de la fatal combinación entre altos rendimientos y muy cortos periodos de tiempo, que por lo general es una estafa, como los Esquemas Ponzi.

La asignación de dineros en inversiones es un ejemplo muy claro de la falta de comprensión de los efectos de la habilidad y de la suerte. “En conjunto, el dinero tiende a fluir hacia activos que han funcionado bien y no considera suficientemente el papel de la suerte” (Mauboussin, 2010).

Entonces ¿tus inversiones están siendo dirigidas hacia el lado de la habilidad o de la suerte?

Agentes de Inversión

Si algún día tuvera que analizar a un entrenador, prescindiría del resultado, examinaría el método.
Marcelo Bielsa

Comencemos con un ejemplo. Sólo recuerden las veces que han hablado con sus agentes de inversiones y algunos les ha recomendado un instrumento porque ha rentado muy bien en el pasado. Ustedes invierten esperando el rendimiento que les han indicado. Luego, cuando revisan que los resultados no han sido los esperados, van y preguntan a su agente qué ha pasado… la respuesta se acercará lo siguiente: “las rentabilidades del pasado no implican que el comportamiento será igual en el futuro, pero nos muestran una tendencia”. Acá se ha ignorado el efecto de la suerte y se ha caído en una falacia narrativa.

Sabemos que no existen expertos que puedan predecir de forma constante el comportamiento de los mercados, por lo tanto, sabemos que invertir, especialmente en la bolsa, implica estar más en el lado de la suerte que de la habilidad. Pero no es suerte pura, ya que no se trata de eventos totalmente aleatorios.

Mauboussin agrega que “en actividades donde los resultados son independientes entre sí, los modelos simples explican efectivamente lo que vemos. Pero cuando un resultado pasado afecta a un resultado futuro, predecir los ganadores se vuelve muy difícil. Los más hábiles no siempre ganan”.

En inversiones a corto plazo, es más fácil obtener rendimientos que a largo plazo, pues son operaciones que pueden ser afectadas por un golpe de suerte más que por un proceso racional.

En este punto ¿Qué inversor tendrá más éxito en el largo plazo? Aquél que tengo un método, aquél con un proceso racional, porque mientras más veces tientes a la suerte, mayores serán tus posibilidades de perder.

Negocios

La suerte no es un modelo de negocio.
Anthony Bourdain

Si tendemos a ignorar el papel de la suerte en las inversiones, tal vez en los negocios ni siquiera la consideremos, pero sí hay procesos que se ven afectados por la suerte.

Un ejemplo es cuando las Personas confían demasiado en su experiencia para automatizar la toma decisiones. Esto se da porque en la medida que envejecemos, tendemos a evitar pensar demasiado en las decisiones que debemos tomar, confiamos en alguna regla general que nos haya funcionado antes y la aplicamos. Confiamos en la causa y efecto basados en observaciones pasadas y somos víctimas de la Falacia Narrativa. De este modo, dejamos a la suerte los procesos de toma de decisiones.

Lo mismo sucede a las Organizaciones, que se vuelven menos flexibles, más lentas y eficientes con la edad. Las empresas tratan de equilibrar su presencia en mercados rentables (conocidos, éxito en el corto plazo) con el ingreso en nuevos mercados (incertidumbre, sin éxitos inmediatos). Al igual que las personas, las organizaciones también suelen confiar en reglas generales que han funcionado en el pasado en vez de realizar algún cambio.

Proceso vs. Resultado

Aprende de los errores de los demás, nunca puedes vivir lo suficiente como para cometerlos tú mismo.
Groucho Marx

Se entiende que, para actividades con poca injerencia de la suerte, una forma de influir en el resultado es a través de la práctica o entrenamiento de las habilidades, es decir, a través de un proceso o un método. Y para actividades donde la suerte es preponderante, Mauboussin indica que “debemos pensar en la habilidad en términos de un proceso porque los resultados no proporcionan comentarios claros”.

Desde el punto de vista de los deportes surge lo siguiente: Cuando eres el fuerte, tenderás neutralizar la suerte de los otros, por lo que tu objetivo será simplificar el juego, y si eres el débil, querrás que el juego sea lo más complejo posible. Todo esto porque tanto el esfuerzo como la estrategia pueden compensar la habilidad.

Michael Mauboussin también nos habla de definir la habilidad en el negocio de inversiones. Aclara que “incluso si podemos concluir razonablemente que hay inversores calificados, el desafío es identificarlos antes de que ofrezcan resultados superiores”.

La discusión sobre la habilidad y la suerte deja en claro que es preferible enfocarse en el proceso (largo plazo) que en los resultados (corto plazo). Con el tiempo, los resultados de la suerte suman cero, por lo tanto, los resultados a largo plazo dependerán del proceso. Nuevamente, es más simple adoptar este concepto pensando en los deportes.

Síntesis

Suerte es un asunto de prepación reunida con oportunidad.
Lucio Anneo Séneca

En estos artículos hemos hablado de la habilidad y la suerte, dando algunos ejemplos, tanto en el deporte como en los negocios de cómo tendemos a desconocer el papel de la suerte y de sobrevalorar nuestras habilidades. Esto se debe a la actuación de variables como el sesgo de atribución egoista, la falacia narrativa y la reversión a la media, dentro de una construcción mental en que la suerte es prácticamente eliminada.

Debemos ser conscientes de la presencia de habilidad y suerte en casi todas las actividades que realizamos y considerar su importancia tanto en el proceso como en el resultado final.

Finalizamos con un curioso caso en donde se mezclan habilidad y suerte. Volvamos al año 2002 y a los Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City. Recordemos la participación de Steven Bradbury en la disciplina de patinaje de velocidad en pista corta, una actividad que está más en el lado de la suerte.

Su actuación, un caso raro de extrema suerte y se conoce como “Hacer a Bradbury”. Su triunfo estuvo claramente influenciado por la suerte, sin embargo, requirió mucha habilidad para clasificar a los JJOO y para competir siguiendo una estrategia.

Showing 2 comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

steering-bird-habilidad-suerte-skill-luck-2steering-bird-trabajo-distancia-remote-work