Inflación vs. Mercado de Valores (Parte 2)

La gente ve lo que quiere ver y nunca lo que quiere ver la gente se corresponde con la realidad.
Roberto Bolaño

Continuamos nuestro artículo sobre la inflación y el mercado de valores. En la primera parte, hablamos de la inflación en términos generales. Esta vez veremos si tiene alguna relación con el mercado de valores, más precisamente como mencionó Robert Shiller en el libro Exhuberancia Irracional (2010): “en general, las personas creen que la inflación es el termómetro de la salud económica y social de la nación… por lo tanto, no debe sorprendernos que un nivel de inflación bajo aumente la confianza pública, y por ende la valoración del mercado”.

Curiosamente, desde la óptica racional, esta reacción del mercado de valores ante la inflación no es correcta. Debemos considerar que nuestro comportamiento a veces no es lógico y no es racional, aún cuando la teoría económica indica exactamente lo contrario. No hablaremos en detalle del mercado de valores, sino que iremos directo a la relación que tiene con la inflación. Hablaremos de la ilusión monetaria.

La Ilusión Monetaria

Hasta que hagas que el inconsciente sea consciente, dirigirá tu vida y lo llamarás destino.
Carl Jung

William Shakespeare escribió en “El Mercader de Venecia” (s. XVI) una frase que actualmente es un refrán popular: “todo lo que brilla no es oro”, con el que se nos quiere decir que las cosas a veces no son lo que parecen ser. En los mercados hay un fenómeno que nos dice exactamente lo mismo.

Franco Modigliani junto a Richard Cohn, redactaron en 1979 un paper titulado “Inflation, Rational Valuation and the Market”, en donde indicaron que el mercado de valores reacciona de forma incorrecta ante la inflación, porque las personas no comprenden los alcances de la inflación sobre las tasas o tipos de interés. Así, cuando la inflación es alta, las tasas de interés nominales (los que ves cada día en internet o en los periódicos) también son altas ya que deben compensar a los inversionistas por el menor valor de sus inversiones provocados por la propia inflación. Sin embargo, los tipos de interés reales (ajustados según el efecto de la inflación) no son altos. De este modo, el mercado no debería reaccionar a los altos tipos de interés nominal.

Para comprender mejor el concepto, te dejamos este video preparado por Wall Street Journal, en donde un mago explica la ilusión monetaria. El video está en inglés.

Sin embargo, el mercado tiene la tendencia a deprimirse cuando los intereses nominales son altos, aunque los intereses reales no lo sean. Esto lo definen como Ilusión Monetaria, que es la confusión pública ante los efectos de un patrón monetario cambiante ¿Cómo funciona? Simple. Cuando hay inflación, cambia el valor adquisitivo del dinero en curso, cambiando también el patrón de medida de los valores o precios.

Una ilusión persistente

La distinción entre pasado, presente y futuro es solo una ilusión obstinadamente persistente.
Albert Einstein

Robert Shiller (2000) señala al respecto que “El hecho de que el público no comprenda los procesos inflacionarios estimula grandes expectativas de elevados rendimientos reales (corregidos según la inflación)”

Hay una gran responsabilidad de los medios de comunicación. Ellos difunden información sobre rendimientos pasados a largo plazo en términos nominales y no en términos reales, propagando la confusión creada por la ilusión monetaria. Ante esto, la población tiende a esperar que estos rendimientos (ya sin distinguir entre nominal o real) se repitan en el futuro.

Algunos agentes de inversión tampoco ayudan a que la gente cambie esta forma de pensar, tal como observamos en el artículo Habilidad vs. Suerte (Parte 3).

Además, la mayoría de la población no tiene conocimientos de economía o finanzas, porque jamás ha estudiado estos temas; y en ocasiones, quienes los han estudiado, olvidan parte de lo aprendido, especialmente esto que es básico: No es lógico medir los precios en una moneda cuando esa moneda es y ha sido inestable, es decir, cuando ha habido inflación, por lo tanto, no se puede comparar un valor nominal con uno real. Esta falta de educación económica y financiera es fundamental.

Shiller (2000) concluye indicando que “el público en general no comprende que la medición del nivel del mercado de valores debe basarse en una amplia canasta de bienes, ya que el nivel del mercado solo se puede medir corrigiéndolo según la inflación de los precios al consumidor”

Por lo tanto, es incorrecta esa correlación popular entre inflación y desempeño del mercado, o bien, entre la inflación y la salud económica y social de la nación. Aunque hay muchas más variables como para simplificarlo sólo en esto. Sin embargo, durante tantos años se ha pensado así, que ya es parte del inconsiente conlectivo como un conocimiento popular que resulta incorrecto.

Somos Steering Bird, asesores online en administración de empresas y finanzas. Nos especializamos en análisis de negocios, análisis y control de proyectos de inversión, análisis de resultados, procesos de budget (presupuestos) y forecast (proyecciones) etc.

Ponte en contacto con nosotros si necesitas ayuda. Te invitamos a conocer nuestros servicios y a leer nuestros artículos.

Comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

steering-bird-inflacion-inflationsteering-bird-juego-propietarios-landlord-game-asesoria-consulting.advisor